IRONCAT

“victories are earned when nobody is watching”

La frase anterior y la siguiente foto lo resumen todo.

Ironcat

Y hice una previa a esta competición, así que hay poco que añadir, sólo decir que salió casi todo bien, sin ningún problema mecánico y buena meteo, el cuerpo respondió mejor de lo esperado a pesar de la tortícolis (dichosos nervios…). Así que estoy muy contenta, por la victoria, por conseguir el récord de la prueba y por el deseado sub10 (9h34′), pero sobretodo porqué todo el “sacrificio”, tanto en los entrenamientos  como en el día a día, de estos últimos meses ha valido la pena.

Hay cosas que no se ven strava, cosas que se “sufren” en solitario, pero cuando consigues el resultado que esperabas se ve compensado, cuando no… pues te cagas en todo, porqué engañarnos!  Y son detalles que deberían conocer todos los que se inscriben a un IM sin pensarlo mucho 🙂 Además de pagar una pasta…:

  • toca cuadrar las visitas familiares en los días que no triplicas sesiones
  • aplazar las citas con amig@s “no triatletas” para el único mes que “descansas”
  • pasas más horas en la piscina que el mismo socorrista
  • si llueve mucho.. puedes llegar a batir el récord de horas seguidas encima el rodillo
  • hay cenas con los colegas que te quedas sin probar la pizza proque al día siguiente toca entrenamiento en ayunas
  • o al revés, pides arroz hervido para cenar en vez de unos deliciosos calamares porque toca competir en unas horas
  • rezas para que la regla no te coincida con las competiciones importantes (chicas)
  • te hartas de los polvos, pero los de bote! que si el isotonico, los HC, la proteína, la glutamina, …
  • puedes llegar a tener más geles en la despensa que latas de atún
  • le dices al mecánico que no corre prisa, que mañana a primera hora esté lista para salir a entrenar.
  • no poder hacer el café/birra con la “grupeta” porqué después de la bici toca transición
  • lo primero que haces al despertarte no es darle un beso a tu pareja si no ponerte el pulsómetro para ver el pulso y la hrv
  • la melatonina en la mesita de noche, preparada para cuando no se concilia el sueño debido a ese dolor de patas
  • vas a la montaña y te sientes un “pixapí”: un paseo corto o incluso coges el teleférico para evitar “agujetas”
  • no gastas en ropa, no! pero porqué no das abasto con el casco, el bidón, los pedales, … todo aero, claro
  • tampoco en zapatos de vestir porqué las de correr se gastan antes
  • buscas los neumáticos más baratos para el coche, pero los tubulares de la TT que sean los mejores
  • y ese frío que hace en invierno! evitas tomar algo en una terraza pero si toca bici, ahí si, pedaleando en la carretera aunque notes los dedos medio cangrenados

Y podría seguir… pero ahora desconectaré de todo esto unos días, para cargar pilas y seguir con lo que queda de temporada, en nada vuelvo a publicar. Próxima parada: Valencia 113 – Cto. España MD