Etiquetas

Entradas relacionadas

Compartir

DE VUELTA – TRIATLÓN DE BUELNA

Después del Ironcat hice un buen descanso, tanto físico como mental y ya estoy de vuelta! Recuperando las ganas para afrontar los 2 meses que me quedan en el tri (como “deportista”), aunque tenga que sacar el tiempo de debajo las piedras lo intentaré hasta el 23 de octubre, luego ya veré las competiciones des del otro lado por un tiempo.

half buelna t1

He  vuelto un poco tarde a entrenar y a lo loco… el pasado día 20 fui a Buelna para participar al Half, no lo había hecho nunca y todas las críticas eran excelentes, así que no me lo podía perder aunque fuera en baja forma y además compartía viaje con mi mejor liebre en el agua (Òscar) y allí me encontraba con mi ayudante preferido para la bici (el Quike).

salida buelna

– ¡salida! –

oscar swim

– Òscar Bartolomé –

kike bike

– “Dr. el Quike” –

run buelna2

– ya la conocéis –

En cuanto a la organización, me encantó! Puedo decir que es el mejor o de los mejores triatlones que encontramos cerca y a un precio muy razonable (65-80€).  En el pueblo Los Corrales de Buelna ofrecían instalaciones deportivas de lujo (piscina 50 + pista de atletismo) y una amplia zona de acampada a 10m de la meta y t2 con todos los servicios necesarios (wc, duchas, bar). Al finalizar la prueba daban hasta parrillada de carne para los participantes y acompañantes. El triatlón estaba muy bien montado, cuidando y mirando siempre para el triatleta. Yo iba sin motivación alguna de competir porqué aún me encontraba muy floja en los entrenamientos pero salí sin presión, sin estrés y con ganas de disfrutar de la prueba (si, sé que suena muy globero…) para reservar fuerzas y poder seguir entrenando bien lo más pronto posible. Así fue durante las 4h43′, tenía la idea de correr solo un trocito, pero me lo estaba pasando bien, además coincidí con Òscar corriendo y acabamos juntos 21,5km.

oscar buelna

– cruzando la meta, con Òscar –

Si algún día vuelvo a competir en triatlón, este volvería a estar en mi calendario, y alargaría la estancia por el norte porqué nos quedó el chuletón pendiente 🙂