El “boom” del triatlón. Todos podemos ser finishers

El triatlón ha experimentado un auténtico “boom” durante los últimos años. El número de federados va en aumento exponencialmente, al igual que la cantidad de eventos:
  • acuatlones, duatlones, triatlones
  • de corta, media, larga distancia
  • de carretera, de montaña
  • populares, nacionales, profesionales…
Esto significa que cada vez más gente se atreve a competir en lo que llamamos TRIATLÓN, para esto se necesita tener un mínimo de capacidades y habilidades en natación aguas abiertas, ciclismo en ruta o montaña y carrera a pié. Para conseguir este mínimo de capacidades se deben entrenar las tres disciplinas deportivas. Pero ¿cúanto y cómo?
Como triatleta y entrenadora, recomiendo que un profesional nos guíe en el camino hacia el objetivo marcado, para tener un mayor control de las cargas de entrenamiento, potenciar nuestros puntos débiles, evitar lesiones y asegurarnos que trabajamos los objetivos de rendimiento en función de la especialidad. Aunque no es suficiente el entrenamiento guiado, planificado sobre un papel y el cumplimiento de éste.
Para ser buen triatleta debemos entrenar mucho y bien, pero también descansar, alimentarnos y a veces, cambiar nuestros hábitos.
No voy a centrarme en cuanto ni como entrenar, sino en estos “HÁBITOS”, en el entrenamiento invisible, especialmente para acabar, con garantías y con el mínimo riesgo de lesión, en triatlones de larga distancia. Al igual que existe un “boom” en el triatlón en general, se observa un aumento de triatletas en pruebas de larga distancia, que en muchos casos son principiantes en este complejo deporte.
LO IMPORTANTE NO ES LLEGAR A SER “FINISHER”, SINO EL CAMINO HACIA ELLO
Para afrontar un TRIATLÓN de LARGA DISTANCIA debemos tener en cuenta que conlleva muchas horas de entrenamiento, también un mínimo de descanso (sueño principalmente) para poder asimilar las cargas, más aún si no hay una base deportiva sólida. Así pues, durante un tiempo modificaremos nuestra relación con algunas cosas de la vida cotidiana como…
La FAMILIA:

Menos tiempo con la familia entrenando triatlón de larga distancia

  • Considero que tomar la decisión de prepararte, en todos los sentidos (físicos y psicológicos), para acabar con éxito un triatlón LD, es decisión del propio triatleta y de la familia, en el caso de tener pareja y/o hijos. Puesto que seguramente pasarás menos tiempo en casa. Sin hablar de la ausencia a algunas comidas familiares, cumpleaños, bodas, bautizos, etc.
Los AMIGOS fuera del “circulo triatlético”:
  • Será más fácil si tus amigos te apoyan durante el proceso de entrenamiento, si respetan que disfrutes con lo que haces aunque pases menos días con ellos. Incluso mucho mejor si asisten a las competiciones para animarte o ayudarte con todos los bultos.
Los HÁBITOS NOCTURNOS:

Modificar hábitos nocturnos entrenando triatlón de larga distancia

  • Para descansar, que mejor que la noche, cuando no hay luz para poder entrenar, y el cuerpo fisiológicamente y mentalmente se prepara para “apagarse” y generar hormonas que nos ayudan a regenerar y asimilar las cargas de entrenamiento. Seguro que tendremos que limitar las cenas fuera, las salidas al teatro o cine (¿quién no se ha dormido en el cine después de un día / semana dura!?) … y prácticamente dejar de salir de fiesta y lo que conlleva, pues tengo comprobado que se evitan muchos resfriados, sobrecargas musculares o sobreentrenamientos agudos. Si no duermes más de 6h, entrena diferente; si te acuestas tarde y bebes, mejor no entrenes y descansa.

 

Los ESTUDIOS:
  • Lo primero es lo primero, aunque pienso que no hay edad para estudiar o entrenar, pero los estudios obligatorios, al menos, debemos respetar su proceso y analizar, si no somos profesionales, si nos sale a cuenta dejarlos de lado para ir a entrenar. Intentaremos adaptar el tiempo de entrenamiento para no influenciar negativamente en estos.
El TRABAJO:
  • No es barato practicar triatlón, seguro que necesitamos trabajar para poder hacer frente a todos los gastos que supone (material propio de tres deportes, entrenamientos, instalaciones deportivas, fisioterapia, suplementación, inscripciones, desplazamientos, etc). Debemos combinar los entrenamientos con nuestros horarios de trabajo, siempre que no podamos buscar y tener un trabajo que se adapte a nuestros entrenamientos.
La ALIMENTACIÓN:
Alimentación en entrenamiento de triatlón de larga distancia
  • Aunque no practiquemos deporte, es un aspecto a cuidar para estar saludables. Debemos tener una dieta equilibrada en todos los aspectos: tanto un consumo energético adecuado, como cuidar las proporciones de macro y micronutrientes. Necesitamos controlarla y cuidarla un poco, más si practicamos deporte debido al aumento de demanda energética y alteraciones fisiológicas. Es un aspecto básico para facilitar la recuperación. Igual que en el entrenamiento, si no tenemos nociones sobre nutrición deportiva, es aconsejable la ayuda de un profesional.
TODOS LOS DEPORTES NOS APORTAN UNA SERIE DE VALORES
A pesar de tener en consideración los aspectos destacados anteriormente, si decidimos recorrer el camino hacia la meta de un triatlón de larga distancia, a favor, podemos destacar que este nos aporta una enorme lista de valores personales. Queriendo destacar:

Mejor salud entrenando triatlón de larga distancia

SALUD:
  • Recuperación y buena alimentación son importantes, así como tener un control del estado físico del triatleta, para adaptar los entrenamientos y competiciones. Analizar, varias veces por temporada, mediante pruebas de esfuerzo y/o analíticas de sangre, nos ayudará, a la vez, a tener un control de nuestra salud.
MOTIVACIÓN:
  • La implicación y esfuerzo aplicado para alcanzar nuestras metas en el ámbito competitivo, nos darán un extra de motivación para afrontar otros retos personales y laborales.
SUPERACIÓN:
  • Las ganas de aprender, la inquietud por saber porqué, … nos ayudará a mejorar, igual que en lo anterior, tanto en el triatlón como en el trabajo o estudios, enfatizando la superación personal en cualquier situación.
CONSTANCIA:
  • Necesaria para el éxito y para crear una buena base, una base de experiencias negativas/positivas y una base física solida para asimilar las cargas.
ORGANIZACIÓN:
  • Imprescindible para combinar los tres deportes con el trabajo, desplazamientos, familia, amigos, descanso y horas de comer. Por ejemplo, podemos ganar mucho tiempo si planificamos el día y las comidas (recomiendo “tupers” / cocinar para varios días).
Organización entrenando triatlón de larga distancia
GANAR / PERDER:
  • Siempre digo que se disfruta cuando se gana y se aprende cuando se pierde. Normalmente aprendemos de los errores aunque el humano sea el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. No siempre se gana, ni las competiciones y entrenamientos salen como pensábamos, así que el triatlón nos ayuda a aceptar las derrotas.
¿TE ANIMAS AL RETO?
Si lo haces, márcate objetivos concretos a largo plazo. Ten en cuenta que algunas inscripciones abren meses antes de la fecha de competición, esto te permitirá que establezcas objetivos a corto plazo para no perder la motivación durante el proceso.
Busca un buen entrenador, con estudios reconocidos y conocimientos sobre rendimiento, psicología, fisiología y nutrición deportiva. Que se adapte a:
TUS OBJETIVOS:
  • Asesorándote de las competiciones más adecuadas para preparar el objetivo principal, y así establecer un calendario para planificar la temporada.
MATERIAL:
  • Que te aconseje sobre los materiales que debes adquirir según tus necesidades y posibilidades. También que pueda recomendarte las instalaciones deportivas que mejor se adaptan a tus necesidades..
HORARIOS:
  • Sepa adaptar tus entrenamientos a los horarios de las instalaciones deportivas, compromisos laborales y familiares, respetando el tiempo de descanso.
INDIVIDUALIZACIÓN:
  • Gracias al feedback constante y análisis de los entrenamientos o competiciones, tener en cuenta tu capacidad de adaptación, recuperación y asimilación de las cargas de entrenamiento.
En el triatlón de larga distancia finishers
EL LÍMITE MENTAL ESTÁ MUCHO MÁS ALLÁ DEL LÍMITE FÍSICO
Todos podemos ser finishers